Saltear al contenido principal

Hot Yoga

Flexibilidad y resistencia

El Hot Yoga es un estilo del yoga que se practica en una sala con una temperatura de 40º y con un 40% de humedad.

El calor permite mayor flexibilidad, profundizar más en las posturas y realizar una práctica más intensa.

El Hot Yoga, además de los beneficios del Yoga, nos ayuda también a:

  • Aumentar aún más la flexibilidad y la resistencia. La alta temperatura facilita una mayor flexibilidad y una inmersión en las posturas más intensas. Además, la práctica combinada con el calor ayudan a tonificar y fortalecer la musculación.
  • Facilitar la apertura, sudar y purificar, creando una sensación genuina de liberación, relajación y bienestar. El calor junto con la práctica se combina para ayudar a relajar y reducir la tensión corporal.
  • Llegar a quemar hasta 1000 calorías en una sola sesión. La temperatura de la habitación ayuda a aumentar el ritmo cardíaco y quemar más calorías en una sesión.
  • Eliminar toxinas. El sudor que genera la alta temperatura y la práctica nos ayuda a eliminar toxinas acumuladas en nuestro cuerpo.
  • Revitalizar la piel. Una clase de Hot Yoga es como un tratamiento de exfoliación e hidratación.

¡Ya puedes disfrutar de nuevas clases de Hot Yoga!
En YogaOne Surya ofrecemos más y mejores opciones este año al mismo precio para todos los socios.

Volver arriba