Saltear al contenido principal

Sivananda

FORTALECE EL CUERPO Y LA MENTE

Sivananda Yoga, aunque parezca un sistema muy metódico y práctico (se basa en doce posturas, cinco puntos de yoga y cuatro caminos), es una de las tradiciones de yoga más místicas y completas que existen. ¿Por qué? En el corazón de sus prácticas y preceptos está la sabiduría de la antigua tradición del Vedanta, el Ayurveda, la filosofía yóguica y los textos antiguos de la India, entre otros cuerpos de conocimiento filosófico, psicológico, medicinal y espiritual.

Sivananda ve en el trabajo de asanas una manera de fortalecer el cuerpo, la mente y la vida espiritual.

Cada práctica de yoga de Sivananda incorpora cantos y mantras, saludos al sol como calentamiento, las doce posturas y relajación. Además de esto, los fundamentos de la escuela comprenden también los cuatros caminos del yoga clásico:

  • Raja yoga
  • Jñana yoga
  • Karma yoga
  • Bhakti yoga

Como otros estilos de yoga que incorporan trabajo físico, busca a través de las posturas la prevención de enfermedades, la apertura de canales energéticos y chakras, la salud de la columna vertebral, la flexibilidad, el fortalecimiento de los músculos y de los órganos internos, además de calmar la mente, entre numerosos beneficios.

El cuerpo físico se considera fundamental para desarrollar cualidades mentales y espirituales, por lo que se debe mantener en buena forma si se quiere alcanzar una vida plena y una realización espiritual. El sistema de Sivananda sintetiza los beneficios del hatha yoga en doce posturas, que están siempre presentes en una práctica de yoga de esta escuela:

  1. Sirshasana
  2. Sarvangasana
  3. Halasanasivananda
  4. Matsyasana
  5. Paschimothanasana
  6. Bhujangasana
  7. Shalabhasana
  8. Dhanurasana
  9. Ardha Matsyendrasana
  10. Kakasana o Mayurasana
  11. Pada Hasthasana
  12. Trikonasana
Volver arriba